• Fernando Corona

CVC: Corporativos como protagonistas del Venture Capital

Serena Williams se retiró de las canchas con una fortuna de US $260 millones.


Durante el primer semestre de 2022, la inversión de CVC fue 250 veces más el total de su fortuna, es decir, cerró en US $65 billones con 2,553 deals.


¿Qué significa CVC?


La definición más simple y acertada es que, el Corporate Venture Capital (mejor conocido como CVC) es la práctica de invertir fondos corporativos directamente en startups a través de un vehículo de inversión (un fondo de inversión con fondos de la empresa) dedicado únicamente a este modelo.


Esto lo pueden hacer a través de acuerdos de “Joint Venture” (cuando dos o más empresas acuerdan juntar su dinero para alcanzar una meta específica) o la adquisición de participaciones accionarias, es decir, que el corporativo se queda con cierto porcentaje de la empresa (por ejemplo, ahora que SoftBank adquirió el 7.5% de las acciones de GBM).


Además, los corporativos también pueden proporcionar a la startup experiencia en gestión y marketing, dirección estratégica y/o una línea de crédito.


¿Cómo funcionan las inversiones en CVC?


Primero, y es importante tenerlo claro, no todas las inversiones realizadas por corporativos implican un proceso de CVC. ¿Cuáles se excluyen?

  1. Inversiones realizadas a través de fondos administrados por terceros (por ejemplo, si un corporativo tiene inversiones en un fondo de VC como Sequoia Capital, no se considera como inversión propia del corporativo).

  2. “Spin-off” dentro del corporativo que, aunque tienen cierta autonomía organizacional, siguen siendo parte del mismo (el caso de Hey Banco, que nació dentro de Banregio, es un claro ejemplo)*.


*Ojo: las inversiones en startups consolidadas como un negocio independiente, son consideradas de CVC. Con el ejemplo de Hey Banco, si se hace independiente de Banregio y este invierte en él, se clasifica como CVC.


A diferencia del Venture Capital o VC (un tipo de financiación que inversionistas proporcionan a startups con un potencial de crecimiento a largo plazo), el CVC quiere alcanzar objetivos tanto estratégicos como financieros.


Cuando se trata de objetivos estratégicos, apunta principalmente a tres cosas:

  • Aumentar directa o indirectamente las ventas y ganancias de la empresa, lo hace a través de tratos con startups que utilizan nuevas tecnologías.

  • Ingresar a nuevos mercados.

  • Identificar oportunidades de adquisición y acceder a nuevos recursos.


¿Qué pasa cuando sus objetivos son 100% financieros? Fácil, buscan tener rendimientos atractivos y sin duda quieren hacerlo tan bien o mejor que inversionistas de VC.


Esto por el simple hecho de que un corporativo tiene mucho mayor conocimiento de los mercados y las tecnologías dentro de su industria (al final son expertos y llevan años en esto), tienen un balance más sólido y trayectoria. Además, la paciencia es su aliada perfecta al momento de hacer una inversión, prisa no tienen.


La mayoría de las veces, este tipo de objetivos los logran a través de salidas de inversión, como ofertas públicas iniciales (como cuando Nubank o Bumble se enlistaron en la bolsa) o la venta de participaciones de una empresa a partes interesadas.


Al final, hay ocasiones en los que ambos objetivos se combinan para generar mayores rendimientos financieros para los inversores.


Modelos de inversión CVC


1. Inversiones para potencializar un negocio

Se caracterizan por ser totalmente estratégicas, existe una relación entre la startup y el corporativo. Buscan que las startups sigan la estrategia del corporativo, lo cual hace que haya pocas probabilidades de que ayude al corporativo a generar estrategias disruptivas.


2. Inversiones complementarias

La empresa realiza inversiones principalmente por razones estratégicas, pero no existe un vínculo cercano entre sus operaciones y la startup. La teoría es que una inversión exitosa permitirá que sus negocios se beneficien, pero sin necesidad de un vínculo operativo entre la puesta en marcha y la empresa para obtener ese beneficio.


Piensa en Intel invirtiendo en startups de videojuegos que requieren microprocesadores como los que ellos fabrican.


3. Inversiones para explorar nuevos modelos de negocio

Las empresas realizan este tipo de inversiones en startups que tienen estrechos vínculos con sus capacidades operativas, pero que ofrecen poco para mejorar su estrategia actual. Pero, si el entorno empresarial cambia, una startup de este tipo podría volverse estratégicamente valiosa de la noche a la mañana.


Esto le da una ventaja estratégica similar a una opción, o sea que si el entorno empresarial cambia, el corporativo puede reaccionar más rápido más allá de los rendimientos financieros que genera.


4. Inversiones para retornos financieros

Las startups no están conectadas con la propia estrategia del corporativo, están ligeramente vinculadas a sus capacidades operativas. Aquí, el corporativo no cuenta con los medios para promover activamente su negocio a través de estas inversiones y solo busca altos retornos financieros.


¿Qué beneficios salen de esto?


Para las startups está muy claro, aprovechan la experiencia en la industria del corporativo, la marca prestigiosa, la posición financiera estable, la red de conexiones y el ecosistema de productos desarrollados.


La relación puede conducir a una asociación entre CVC y su empresa matriz, es decir, también colabora directamente con el corporativo y puede aumentar instantáneamente el valor de la startup.


Si existen vínculos entre ambas partes, la startup puede usar las plantas de fabricación, los canales de distribución, la tecnología o la marca de esa empresa. Cuando Qualcomm Ventures invirtió en Wilocity, esta utilizaba sus instalaciones para elaborar sus semiconductores, al final fue adquirida por los mismos.


Ahora, para los corporativos, los CVC sirven como puente para la posible adquisición de nuevas startups innovadoras más pequeñas. Estos pueden mantener su posición como líderes del mercado, incluso si hay startups que superen al mismo corporativo.


Un ejemplo de esto es Snapchat e Instagram, ahora propiedad de Facebook. Una startup puede ofrecer a la empresa inversora la oportunidad de desarrollar capacidades nuevas y diferentes, las cuales el corporativo no tiene al alcance.


CVC alrededor del mundo 🌎


Siendo muy realistas, el objetivo principal del CVC es obtener una ventaja competitiva y/o acceso a nuevas empresas innovadoras que puedan, en un futuro, convertirse en competidores potenciales.


El CVC ha tenido un rápido crecimiento y actualmente se estima que existen poco más de 1,500 fondos de corporativos en el mundo. La región más activa en cuanto a este tipo de inversiones es Estados Unidos, seguido de Asia, Europa y América Latina.


Según CB Insights, en el segundo trimestre de 2022, alcanzó un financiamiento de US $26.6 billones a través de 1,148 deals, de los cuales el 7% fue invertido en mega rondas (US $100 M+) y el 60% en etapas tempranas.


*Dato curioso: cinco de los nueve mejores CVC están basados en Japón.


Para mayor contextualización, estos son algunos de los fondos CVC más conocidos y algunas de las startups en las que han invertido:


CVC en México 🇲🇽


Antes de ir directo a México, ¿cómo está el panorama de CVC en América Latina y el Caribe?


Según CB Insights, en 2021 hubo una inversión de US $4.4 billones en 101 deals; en lo que va de 2022 ya van US $1.1 billones invertidos en 67 deals y el 75% fue destinado a etapas tempranas. Algunas de las inversiones más destacadas fueron en startups como Nowports, Zeppelin, Klar y Yummy de fondos como Mouro Capital, PayPal Ventures y Prosus Ventures.


Ahora, ¿cómo se mueve el CVC en México? Existen alrededor de 50 corporativos que ya realizaron inversiones en startups tanto en el país como en la región.


Y como en todo, están los que tienen mayor actividad o pertenecen a corporativos importantes:


  • Femsa - Femsa Ventures: ha invertido en startups como Jüsto, Ben & Frank y Chiper. Buscan socios estratégicos para cocrear valor, se apoyan de su experiencia en la industria de alimentos y bebidas, comercio minorista y logística en LATAM y Estados Unidos.

  • Coppel - Coppel Capital: se encuentra en la industria de comercio, realiza inversiones en etapas tempranas en verticales como medios digitales, internet, comercio electrónico y TI. Aura Financial y Bonobos forman hasta el momento sus únicas inversiones.

  • Metalsa - Proeza Ventures: fundada en 2018, se dedica a invertir exclusivamente en empresas del sector movilidad. Tiene presencia en Monterrey, México y Houston. Han invertido en Bluedot, Indigo y Parkimovil.

  • CEMEX - CEMEX Ventures: tiene un enfoque global invirtiendo en el sector de la construcción para impulsar la revolución de la industria. Dentro de su portafolio se encuentran startups como Jelp, GoFor y Arqliter.

  • Fiinlab - Gentera: invierten en el ecosistema emprendedor latinoamericano colaborando con startups que trabajan en una misma misión. Enfocados en fintech con temática de inclusión financiera, en su portafolio están ePesos, Aflore, entre otras



Caso de estudio: Banco Santander | Mouro Capital


Banco Santander usa la tecnología de Ripple en su servicio One Pay FX para pagos internacionales en tiempo real, o de Nivaura para realizar la primera emisión de bonos en el mundo con tecnología blockchain de principio a fin.


La clave aquí ha sido la colaboración con su brazo corporativo de capital de riesgo, Mouro Capital (70% de las empresas en las que ha invertido trabajan con el banco). Iniciaron con US $100 millones y ahora cuentan con US $400 millones para invertir.


¿Qué han logrado a través de su CVC?
  • Un retorno financiero con una tasa de rentabilidad interna de entre 25-35% desde su lanzamiento y 3x - 4x lo invertido en todo su portafolio.

  • La venta de iZettle a PayPal por US $2,000 millones (el valor de 2 unicornios) y la de Kabagge (adquirida por American Express) por alrededor de US $850 millones.

  • El lanzamiento en México de la plataforma de origen español Clikalia (invertida por Mouro Capital en 2020 y que ha levantado poco más de mil millones de dólares en capital y deuda).



En Brixton seguiremos apostando por conectar startups con organizaciones de clase mundial con el objetivo de generar nuevos negocios a través de la innovación. Si tu empresa está lista para transformar LATAM, nos encantaría platicar contigo.


 

¡Aparta un lugar para nuestras Office Hours!


 


Contáctanos

¡Gracias por tu mensaje!